Pedraza, ciudad medieval

Este fin de semana hemos hecho un plan diferente que me gustaría compartir con vosotros. Hartos de no ponernos de acuerdo para organizar una cena con amigos en la que luego por más que hablas no consigues ponerte al día, decidimos organizar una excursión a pasar el día a Pedraza.

¿Por qué Pedraza? A 120 km de Madrid, Pedraza es una ciudad medieval preciosa. En apenas una hora estábamos paseando por sus calles y tomando un tinto de verano en una animada terraza de la plaza mayor.

Como no podía ser de otra manera, habíamos encargado cordero y nos dimos un buen homenaje en el Restaurante El Soportal, estaba todo buenísimo. Además tengo que decir que este plan entraría dentro de nuestros queridos planes low cost, comimos genial a muy buen precio!

No se puede ir a Pedraza sin hacer una visita a las Hoces del río Duratón. En este parque natural, el río se ha encajado en un profundo cañón, que en algunos lugares alcanza más de 100 metros de desnivel, unas magníficas vistas que recuerdan al Gran Cañón de Colorado. Nosotros tenemos pendiente volver cuando haga más calor para recorrerlas en piragua, tiene que ser sensacional! En esta web podréis reservar la excursión y combinarla con un menú castizo.

Para los que ir y volver en el día os parezca una paliza (creo que después de piragüear por las Hoces del Duratón no vamos a tener el cuerpo para muchos trotes…) el otro día me hablaron de un hotel en Pedraza que me pareció ideal. Aún no lo he probado porque esta vez nos volvimos a Madrid a media tarde pero cuando volvamos intentaré quedarme en él.

El Hotel de la Villa está situado en plena villa medieval, muy cerca de la Plaza Mayor en un edificio señorial rehabilitado. Tiene 38 habitaciones diferentes de decoración clásica y de lo más equipadas. No dudéis en visitar su web para ver cuál es la que más os gusta.