Lisboa

Ya os conté en este post lo mucho que me gustó Lisboa. Hace poco que volví para estar allí unos días y la verdad es que no recordaba lo mucho que me gustaba y el encanto que tiene!

Esta vez no tuve tiempo de hacer mucho turismo ya que iba a trabajar pero, además de pasear por el casco antiguo (que me encanta), pude probar algunos restaurantes nuevos e investigar alguna que otra terraza muy recomendable.

Sea Me: Si eres amante del sushi, marisco o del pescado en general, este es tu restaurante en Lisboa. Con una decoración moderna de mesas alargadas, cocina vista y una barra de lo más animada, es un planazo para todos los días de la semana (os aconsejo reservar ya que siempre está de bote en bote)! No apto para carnívoros tal y como reza la camiseta de sus camareros “This is not Meat”.

SeaMe, Bairro Alto, Lisbon

La terraza del Hotel Memmo Alfama: En pleno barrio de Alfama a 5 minutos andando del emblemático Castelo de Sao Jorge se encuentra este encantador hotel. En la azotea de este edificio reformado, encontrarás una terraza de lo más acogedora; piscina al aire libre, sillas de diseño y espectaculares vistas a la ciudad con el río de fondo. Si no os alojáis en el hotel (¡tiene pintón la verdad!), no dejéis de pasar a tomar un vino al atardecer, ¡merece la pena!

Hotel Memmo Alfama

Restaurante Sacramento: Este restaurante de lo más acogedor mezcla comida mediterránea y portuguesa con sabores y elaboración muy cuidada. Además del local y su decoración (es un edificio antiguo rehabilitado con los clásicos arcos y distintas estancias), nos encantó el steak tartar y su bacalhao, de lo más recomendable!

Sacramento

Strudel: En Lisboa, como en Madrid (e imagino que como en todas partes) también han proliferado las panaderías/pastelerías/cafeterías modernas con decoración neutra y cuidada. Strudel es uno de estos locales con un encanto especial tanto por el trato de su dueña que es encantadora como por la calidad de la comida. Tiene todo tipo de dulces para desayunar y una carta variada de sándwiches, hamburguesas y bifes que completa con dos platos caseros del día y tres postres (dulces, como no) caseros del día. No pude probar su brunch pero ¡queda pendiente para la próxima vez que vaya a Lisboa!

Strudel Lisboa